Poco F2 Pro: Más pantalla, más rendimiento y más precio

La filial de Xiaomi llamada Pocophone llegaba hace dos años al mercado español con su Poco F1 un terminal que aprovechando la utilización de materiales “no tan premium” en su chásis, apostaba por albergar en su interior una potencia que no estaba a la altura de cualquiera. Este dispositivo llegó con una oferta calidad-precio que rápidamente lo posicionaron en lo más alto del top.

Ahora POCO presenta el Poco F2 Pro un dispositivo que ha crecido en especificaciones y en pantalla de forma que también ha aumentado el precio. Vamos a echarle un vistazo a sus características y a sus novedades para comprobar si realmente merece la pena pagar 549€ por el dispositivo.

Diseño y pantalla

El Poco F2 Pro hereda el cuerpo del Xiaomi K30 Pro, un terminal que cuenta con una parte trasera ligeramente curvada a los lados para que resulte más cómodo en el uso diario, una isla de lentes redonda donde tenemos los cuatro sensores y una pantalla completa con marcos ultra-reducidos en la parte delantera, no tenemos ni notch ni pecas, para ello optan por una cámara frontal desplegable, según la compañía la intención con esto es ofrecer una experiencia más completa e inmersiva en cuanto a los videojuegos.

  • Brillo de 1200 nits
  • Aprovechamiento del frontal del 92,7%

Esta pantalla quiere ser protagonista, uno de los pasos más relevantes de cara al modelo anterior. Contamos con un panel de 6,67 pulgadas fabricado por Samsung con tecnología AMOLED E3 que ofrece un ratio de contraste de cinco millones a u no y con certificación TUV Rheinland. Sin embargo, poseemos una tasa de refresco del sensor táctil de 180Hz, una de las principales ausencias de esta pantalla que no pasa de los 60Hz en cuanto al refresco del contenido visualizable. La resolución de la pantalla es FullHD+ con compatibilidad con todo el espectro HDR10+ y unos ajustes ambientales mejorados.

Un hardware a la altura

POCO no ha querido escatimar en el hardware, algo que ha otorgado precisamente a la firma la fama que tiene. Por ello encontramos dos versiones, ambas montan el potentísimo Qualcomm Snapdragon 865 sin embargo, encontramos dos versiones de memoria RAM que tienen tecnologías diferentes, eso va a ser la única opción del usuario. Lo mismo sucede con el almacenamiento de hasta un máximo de 256GB con tecnología UFS 3.1 a la máxima velocidad disponible en el mercado para este tipo de dispositivos de telefonía móvil.

  • Versión de 8GB de RAM con tecnología LPDDR5
  • Versión de 6GB de RAM con tecnología LPDDR4

Todas las versiones disponibles van a incluir conectividad 5G, el primer “patinazo” desde mi punto de vista con este dispositivo que podría haber ahorrado la inclusión de esta tecnología todavía verde y que seguramente hubiera ayudado a reducir notablemente el precio del dispositivo. Sin duda, incluir el 5G no es una cuestión de potencia y cuesta entender el movimiento. Lo que si tenemos es WiFi 6 que garantiza una transferencia de datos bastante buena por lo que hemos podido experimentar en otros dispositivos que ya poseen esta tecnología y cuyo análisis ya hemos publicado anteriormente.

Una amplia batería y más conectividad

La batería es algo que preocupa especialmente cuando tenemos dispositivos de una potencia contrastada. POCO asegura que su dispositivo va a alcanzar los dos días de uso y para ello emplean una batería de 4.700mAh. Parece osada la afirmación, sin duda nos garantizará llegara l final del día con una buena carga, pero no necesariamente para pasar otro día por completo. Dispondremos de carga rápida de 33W que se podrá utilizar con el cargador y los accesorios ofrecidos en el paquete, algo muy a tener en cuenta.

No tenemos ni rastro de la carga inalámbrica Qi ni mucho menos de carga inalámbrica inversa. Por su parte encontramos NFC para realizar pagos o la utilidad que estimemos darle a esta característica y Bluetooth 5.1. En cuanto al software parte de Android 10 bajo la capa de personalización POCO 2.0 que tiene un gran parecido con MIUI aunque marcando ligeras diferencias. Tenemos la ausencia definitiva de la carga inalámbrica que desde mi punto de vista se muestra bastante más interesante que el hecho de albergar un chip compatible con la conectividad 5G, sobre todo porque casi todo el mundo puede acceder a un cargador Qi, sin embargo la mayoría de usuarios no van a poder disfrutar a medio plazo de conectividad 5G en condiciones reales. Para la seguridad tenemos un lector de huellas bajo la pantalla.

Cuatro sensores en la parte trasera

Disponemos de cuatro sensores en la parte trasera que también tienen mucho que ver con el Xiaomi K30 Pro. Disponemos de una cámara principal de 64MP con apertura f/1.89m, estará acompañada de una lente secundaria con Gran Angular de 13MP que ofrece 123 grados de amplitud, para la tercera lente tenemos 2MP y su única función es la de recabar datos para el modo retrato y por último la cuarta lente es de 5MP y está pensada para el modo Macro a poca distancia y en objetos relativamente pequeños.

En cuanto a la grabación de vídeo ofrece 8K hasta 30FPS y 4K hasta 60FPS junto con un estabilizador digital, nada de OIS que sin duda penalizará el vídeo notablemente. En cuanto a la cámara delantera tenemos un sistema retráctil de 20MP que serán suficientes para los selfies habituales que solemos compartir en redes sociales o cualquier otro método. Este sistema retráctil nos permite aprovechar más la pantalla y aunque ralentiza notablemente el sistema de reconocimiento facial, me parece bastante acertado en cuanto al diseño.

Precio y lanzamiento del POCO F2 Pro

Hasta el próximo día 25 de mayo no podremos recibir las unidades del POCO F2  Pro, lo que sí podrás hacer es reservarlo en cualquiera de sus cuatro colores: Azul, blanco, púrpura y gris. Este dispositivo ha recibido un descuento especial de 50€ por su lanzamiento, no obstante, estos son sus precios oficiales para quien no tenga una unidad reservada:

  • POCO F2 Pro de 6GB de RAM + 128 de almacenamiento: Desde 549 euros
  • POCO F2 Pro de 8GB de RAM + 256 de almacenamiento: Desde 649 euros

La diferencia entre un modelo y otro es de cien euros, tú decides cuál compensa.