[Análisis] Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix para Nintendo Switch

Si hablamos de la cultura popular japonesa seguramente estaremos pensando en cosas como el anime, el manga o los videojuegos, siendo estos últimos los que más tengamos en mente. No es ningún secreto que el país nipón ha sido el lugar de nacimiento de muchos títulos muy importantes para la industria, como Super Mario o The Legend of Zelda. Aunque este país en el sector del ocio digital no es solo famoso por ser el lugar de nacimiento de muchos juegos que han marcado un antes y un después en el desarrollo de nuevos proyectos, sino también de muchos títulos muy extraños con un humor muy del país del sol naciente los cuales llamamos cariñosamente “japonesadas”.

En este término encontramos juegos como The Wonderful 101, Katamari Damacy o una de las últimas fiebres japonesas de los últimos años, Hatsune Miku, unos juegos de ritmo más que conocidos internacionalmente y que hoy venimos a analizar la última entrega de la saga en conmemoración de su 10º aniversario: Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix.

Jugabilidad

Nada más entrar nos encontraremos con una variedad de modos que nos ofrece el juego, y todos ellos en inglés, debido a que este juego no está localizado al castellano. Esto podría echar atrás a mucha gente, aunque queremos aclarar que este juego no cuenta con muchos textos y no creemos que la barrera del idioma sea un impedimento para jugarlo. De todos modos, procedemos a explicaros en lo que consisten todas las opciones seleccionables.

Modo arcade

Sobre la jugabilidad de este modo (que creemos que es la modalidad principal y más importante) estamos ante la conocida fórmula de los juegos de ritmo. Para quien no conozca este tipo de gameplay, se trata de que en pantalla aparecerán botones que tendremos que pulsar en el tiempo determinado para que siga el ritmo de la música que habrá de fondo. Si no lo hacemos y fallamos varias veces, la canción parará y como resultado obtendremos un GAME OVER, marcando el fin de la partida.

Además, en las canciones habrá un punto llamado “Challenge Time” donde se complicará un poco la canción, lo bueno es que durante ese pequeño lapso de tiempo no podremos perder la partida ya que solo sirve para sumar puntos. El juego no nos penalizará si fallamos en estos tramos.

Finalmente quiero añadir que en este modo nos encontraremos con la opción de modo touch (que está escondido en la selección del menú de opciones). En esta opción podremos jugar usando la pantalla táctil de la consola como si de la arcade japonesa se tratase.

Modo Mega Mix

Uno de los nuevos añadidos de esta versión de Project Diva es el modo Mega Mix. Este nuevo modo consiste en poder jugar a todas las canciones del título con el control de movimiento de los Joy-Con. Este funciona de la siguiente manera: podremos jugar a todas las canciones, pero con la diferencia de que en vez de que nos aparezca un botón para pulsar en las canciones, nos aparecerán barras de dos colores, teniendo que usar el control de movimiento para alcanzarla y luego presionar los botones traseros.

Y como ya pasó con otros juegos de la consola como Taiko no Tatsujin: Drum ‘N’ Fun! o The World Ends With You: Final Remix, el control por movimiento es un tanto impreciso, ya que a veces no detectará el movimiento como debería. Sin duda alguna, me atrevería a decir que este modo se quedará como algo anecdótico, ya que, aunque pueda resultar divertido, apenas lo usaremos debido a la imprecisión de los mandos.

Personalización

Este modo nos permite comprar o crear trajes para los vocaloid (los/las idol que hay de fondo bailando en las canciones del modo Arcade o Mega Mix, por ejemplo, Hatsune Miku). Para ello tendremos que usar VP (la moneda del juego) que obtendremos mediante completar fases.

En estos trajes opcionales encontraremos referencias a otras franquicias de SEGA, como Space Channel 5, Valkyria Chronicles, Sonic the Hedgehog o incluso de la saga Persona con un traje para Hatsune Miku diseñado por Shigenori Soejima originario del juego de PSVITA Persona 4: Dancing All Night. Hay que destacar que cada traje cuesta de media unos 750 a 900 VP lo que es sinónimo de superar más o menos 2 canciones.

Además, también podremos crear con un editor muy simple y limitado camisetas para el elenco de personajes. Para esta ocasión he hecho una camiseta muy rápida para probar esta función. Sin duda algo que he echado en falta de este editor (y más tras haber dedicado muchas horas a Animal Crossing: New Horizons) es un lector de QR (y un transformador online de imagen a QR) que permitiera compartir o descargar diseños.

Custom playlist

En esta opción el juego nos permitirá hacer una playlist de nuestras canciones favoritas y, tras esto, reproducirlas de manera ordenada o de manera aleatoria. Quiero aclarar que en este modo simplemente escucharemos la canción (y también veremos el videoclip) pero no jugaremos.

Gallery

En el juego hay disponible un modo galería: en este apartado es donde podremos ver datos de nuestra progresión en él título, así como poder revisitar los tutoriales por si algo no nos ha quedado claro o ver los créditos o el tema principal “Catch the Wave”.

Y hasta aquí todos los modos jugables que ofrece el título, que por lo general son los que la mayoría de los juegos de ritmo suelen ofrecer.

Un juego estilo anime con un apartado técnico decente, pero mediocre en modo portátil

Sobre el apartado artístico, nos encontramos con un videojuego que en líneas generales no se ve mal, contando con unos gráficos muy vistosos que nos recordarán mucho a la animación japonesa. Hay que destacar que este estilo artístico es nuevo de esta entrega, debido a que anteriores juegos utilizaban modelados 3D más realistas sin salirse de la estética anime. Quiero aclarar que este cambio puede ser mejor o peor dependiendo de los gustos, aunque a mí personalmente me parece que esta nueva estética le queda de maravilla al juego.

Ahora hablando del apartado técnico, aquí hay cosas que destacar, ya que, en cuanto framerate, por ejemplo, es un tanto extraño. Y es que el título se nota muy desbalanceado en este aspecto. Esto es debido a que en modo dock nos encontraremos con una resolución de 900p a 1080p y 60 fps estables, aunque esto puede variar ya que en algunas canciones el juego va a 30fps, además de que ciertos trajes (como el de Persona 4: Dancing) también provocarán que los fps sean reducidos.

En cambio, cuando jugamos en modo portátil nos encontraremos con que el juego va a 30 fps y a una resolución por debajo de los 480p, haciendo que se vea bastante mal.

Personalmente, no he notado mucha diferencia en lo del framerate, debido a que las letras que aparezcan en pantalla siempre irán a 60fps, aunque la escena vaya a menos imágenes por segundos. Para explicarme mejor, este caso es similar al Final Fantasy VII original, donde la batalla transcurría a 15 fps pero los menús de acciones iban a 60.

Donde quiero profundizar esta queja es en su resolución, ya que estos juegos muchas veces están diseñados para jugarlos en consolas portátiles y este juego se ve realmente mal en este modo. Para que veáis la comparación, os dejo con estas dos imágenes casi idénticas, la primera es una captura de pantalla en modo dock y la otra en modo portátil.

Una muy buena selección de 101 canciones de los últimos 10 años que se queda pobre con su contraparte de PS4

Uno de los apartados más importantes de cualquier juego de ritmo que se aprecie es su selección musical. En este caso tenemos una recopilación de 101 canciones disponibles, siendo la gran mayoría una gran recopilación de las canciones más populares de la saga además de 10 canciones totalmente nuevas, como el tema principal del título «Catch the Wave». Si lo queréis escuchar, os lo dejamos a continuación.

Sin duda este es el apartado que menos gustará a los seguidores de la franquicia, ya que la mayoría de estas canciones ya se encontraban disponibles junto a muchas otras en el juego de PS4 llamado Hatsune Miku Project DIVA Future Tone DX. Esto asemeja al título a un port del ya visto en PS4 con menos canciones y con un nuevo filtro visual parecido al anime.

Una partida más y a dormir (aunque todos sabemos que habrá muchas más después)

Uno de los mejores apartados de este título es su duración. Este juego evalúa al jugador por la puntuación obtenida al final de cada canción, con lo cual siempre podremos re-jugarlas y mejorar la puntuación. Esto último que acabo de mencionar hace que queramos jugar más, hasta el punto de que si jugamos por la noche es muy probable ocurra esa sensación de “una partida más y me voy a dormir” (pero todos sabemos que no va a ser solo una más).

De todos modos, en este juego siempre podremos mejorar cosas o hacer distintas acciones para alargar la vida del mismo, haciendo que sea prácticamente interminable y dejemos de jugar cuando nos empecemos a aburrir de él.

DLC

Uno de los apartados más polémicos de este juego son sus contenidos descargables ya que desde la misma salida del título tenemos disponible para adquirir 36 canciones no incluidas con el juego base.

No son 100% necesarios, pero se agradecería que, ya que el repertorio musical es bastante más limitado que su “contraparte” de PS4, hubieran estado incluidas desde el inicio, sin que tengamos que pasar por caja una segunda vez (o la primera si compras un lote del juego y DLC por 59,99€).

Curiosidades

  • El juego en Japón cuenta con edición física a diferencia de Europa y América, donde solo nos llega en digital.
  • En Japón se lanzó un periférico muy limitado (solo existen 1000 unidades) que permite jugar al título cómo se haría en su versión arcade, si queréis ver un gameplay de como funciona os dejamos uno aquí.

HORI solo ha fabricado 1.000 mandos especiales de Hatsune Miku en ...

  • Aún siendo un nuevo juego, se podría considerar una conversión un tanto extraña del juego aparecido en PS4 Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone.
  • Las nuevas canciones que incluye esta versión se lanzarán vía DLC para Hatsune Miku: Project DIVA Future Tone.
  • Ya que la saga siempre ha estado más instaurada en PlayStation se ha creado una opción para poner los símbolos en pantalla de como si de una consola de Sony se tratase.

  • En japonés este juego se llama Hatsune Miku Project DIVA Mega 39’s, debido a que el 3 y el 9 en japonés se leen como san y kyuu, haciendo así una abreviatura de la palabra inglesa Thank You o Gracias en español.
  • Siempre que hagamos una captura de pantalla en el título nos pondrá unas marcas de copyright en la imagen y no podremos realizar vídeos con el programa.

Conclusión

Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix es una gran puerta de entrada para todas las personas que nunca hayan jugado un Hatsune Miku. Pero si ya estáis familiarizados con la saga y los títulos de PS4, aquí solo encontraréis un juego un tanto limitado respecto a lo que ya habéis visto previamente.

Hatsune Miku: Project DIVA Mega Mix está disponible en Nintendo Switch solo en formato digital en la Nintendo eShop a 39,99€ o 59,99€ (con todos los DLC) y necesitareis un espacio de 13,9GB en la memoria interna de la consola o en vuestra tarjeta micro SD. 

La entrada [Análisis] Hatsune Miku Project DIVA Mega Mix para Nintendo Switch se publicó primero en Nintenderos – Nintendo Switch, Switch Lite y 3DS.