El estado de la regulación de cripto en Estados Unidos: Parte 2

En el artículo anterior sobre la regulación de criptomonedas en Estados Unidos, exploramos la falta de respuesta del gobierno en inicios de estas monedas. Hoy veremos cómo algunos reguladores en EE.UU. han tomado la iniciativa de proteger a los inversionistas y asegurar que los nuevos productos financieros basados en criptomonedas sean emitidos con el interés de beneficiar al público general. Sin embargo, mientras algunos departamentos gubernamentales tomaron sus propias decisiones legislativas, el Congreso de Estados Unidos dudaba sobre la visión general de las criptomonedas, poniendo a discusión a Mark Zuckerberg y la moneda digital Libra de Facebook, buscando advertir, por medio de este ejemplo, a todos sobre las repercusiones de un mundo digital sin una autoridad centralizada regulando su uso.

Un cambio de actitud hacia cripto

Como resultado del incremento en su adopción, los reguladores se han visto obligados a mantenerse al tanto y averiguar cómo regular esta nueva clase de activos y una industria que se consideraba no regulable. Aun y cuando ninguno de los departamentos del gobierno de EE.UU ha determinado qué tipo de activos representan bitcoin y otras criptomonedas, si consideran a las monedas digitales como un activo de valor.

En el informe ARK Invest 2017, Bitcoin: Ringing the Bell for a New Asset Class, menciona que la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (mejor conocida como CFTC) concuerda que bitcoin es un producto básico, el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés) lo considera como una propiedad, y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés) ha decidido estudiar caso por caso.

Los reguladores aún no pueden llegar a un acuerdo, sin embargo algunos consideran que esto es un paso hacia la dirección correcta. Veamos más a fondo cómo cada departamento ha manejado Bitcoin hasta este punto.

SEC: Protección de inversionistas

La SEC es el regulador de la bolsa de valores en Estados Unidos que supervisa desde la venta de tokens hasta la seguridad de los inversionistas. Además de determinar si una oferta de cripto en particular es un valor, la SEC también es responsable de mitigar riesgos, eliminar actividad ilegal y asegurar que todos los productos financieros nuevos cumplan con los requisitos de la ley.

Los siguientes cuatro criterios identifican si un activo financiero es considerado un valor, de acuerdo al Howey Test (Prueba de Howey):

  • Se realiza una inversión monetaria
  • El inversionista tiene la expectativa de obtener ganancias
  • El dinero invertido se destina a un fondo de un proyecto en común
  • Las ganancias serán generadas por un tercero o un promotor

En otras palabras, los tokens diseñados para ser usados en una plataforma específica sin expectativa de generar ganancias o las criptomonedas destinadas a ser utilizadas únicamente como método de pago no se consideran un valor. Sin embargo, se considera que la Oferta Inicial de Monedas (ICOs por sus siglas en inglés) y otros eventos de recaudación de fondos sí se consideran valores. Es decir, estas monedas sirven como una especie de garantía para los usuarios. El equipo de desarrollo de cada criptomoneda es responsable de demostrar que su token pase el Howey Test y si se puede considerar como un valor o no.

La SEC ha cerrado docenas de ICOs y ventas de tokens por publicidad falsa, por engañar a sus inversionistas y por prometer ganancias similares a las ofrecidas en esquemas Ponzi.

CFTC: Regulación del comercio y los derivados financieros

La mayoría de los usuarios de cripto están familiarizados con la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés) por una sola razón: los contratos de futuros de Bitcoin. Como el principal regulador financiero de productos básicos y derivados, la CFTC tiene jurisdicción sobre bitcoin y otras criptomonedas similares. A diferencia de las monedas digitales más nuevas que están afiliadas a una startup o una empresa, el gobierno de EE.UU. trata a bitcoin como mercancía o incluso como propiedad.

La CFTC aprobó la primera oferta de derivados de cripto en 2017 con el contrato de futuros de bitcoin de CME Group. En ese momento, ningún otro país estaba abierto a la idea de derivados basados en cripto, lo que convirtió a EE.UU. en un líder en ese sentido.

En el verano de 2019, la bolsa de Nueva York también lanzó una plataforma de activos digitales llamada Bakkt. Ésta fue aprobada por la CFTC, y en su momento, Bakkt fue el único intercambio que permitió el pago de los contratos de futuros de Bitcoin con criptomonedas, en lugar de con efectivo.

IRS: Tributación

El pago de impuestos de cripto en Estados Unidos es manejado por el Servicio de Impuestos Internos (ISR por sus siglas en inglés). Desde 2014, cualquier compra, intercambio o venta de cualquier moneda digital hecha por un ciudadano estadounidense es considerado un evento tributario por el IRS.

Después de ignorar a los traders de cripto por varios años, en 2016 el IRS le pidió a Coinbase, una plataforma de intercambios estadounidense, que entregara la información de más de 14,000 usuarios. En su documento, la autoridad de impuestos expresó que, “los contribuyentes investigados no han cumplido con los requisitos de las leyes del servicio de impuestos internos de EE.UU. Estas leyes requieren que los involucrados reporten los ingresos generados de las transacciones con monedas virtuales”.

El congreso y Libra de Facebook

En el verano de 2019, Facebook anunció que lanzaría Calibra, una wallet de custodia, y Libra, una stablecoin. Éstas estarían respaldadas por “varios activos de baja volatilidad”. En su lanzamiento, Facebook comunicó que se había asociado con veintiocho empresas, las cuales incluían a Mastercard, Visa y Paypal. Hoy, estas empresas (y otras no mencionadas) ya no forman parte de la Asociación Libra. En octubre de 2019, The Verge reportó que Facebook había pasado sus problemas de cumplimiento a dichos socios y estos asociados creían que sería muy difícil que el token de Libra cumpliera con todos los requisitos regulatorios.

Muy poco después de que las empresas asociadas dejaron de formar parte de la Asociación Libra, Mark Zuckerberg declaró ante el Congreso de EE.UU. en un tribunal intenso. Mientras lo interrogaban sobre la seguridad del internet, fue evidente que algunos legisladores tenían muy poco conocimiento sobre cómo funciona éste. Zuckerberg se enfocó en la promesa de brindar oportunidades bancarias a los “no bancarizados” y también resaltó la importancia de estar a la par con China en cuanto a la innovación y la digitalización. El fundador de Facebook dijo que “China está trabajando para lanzar una idea similar el próximo mes. No podemos quedarnos aquí sentados y confiar que EE.UU siempre será el líder si no innovamos”. Este es un punto muy importante que los legisladores y reguladores deben considerar.

Después de tanta investigación por el gobierno, The Verge reportó que Facebook anunció en marzo del 2020 que no lanzaría su stablecoin Libra en un futuro cercano. En cambio, habrá una transformación para “apoyar a las monedas respaldadas por el gobierno, tal como el dólar estadounidense y el euro” y después el token Libra. El lanzamiento de Calibra sigue en marcha para octubre 2020.

Conclusión: Apoyo institucional que impulsa las criptomonedas en EE.UU.

Es muy evidente el crecimiento en la aceptación de las criptomonedas en Estados Unidos al ver todas las instituciones e inversionistas profesionales acreditados que las apoyan — algunas de las más notables son Yale y Harvard, universidades de la Ivy league. Por otro lado, cada vez hay más inversionistas acreditados que apoyan a las criptomonedas. Las asociaciones sin fines de lucro, como Wikipedia, UNICEF e Internet Archive, también han empezado a aceptar donaciones en criptomonedas. Las transacciones de monedas digitales permiten que las asociaciones eviten las tarifas altas de transacción que cobran los procesadores de tarjetas de crédito como Visa y las plataformas de pago como PayPal.

Finalmente, empresas de servicios financieros como Fidelity Investments, han hecho pequeñas pero notables incursiones en el mercado de las criptomonedas a lo largo del año pasado. El 12 de mayo de este año, JP Morgan anunció que ha empezado a dar servicios a exchanges de criptomonedas, empezando con Gemini y Coinbase. Esto representa un avance simbólico en la comunidad de cripto ya que siempre ha sido muy difícil abrir una cuenta bancaria para los negocios de cripto en una institución como tal.

Con las perspectivas promotedoras que las criptomonedas y la tecnología del blockchain traen para muchas startups fintech, Estados Unidos se ha colocado en un mucho mejor lugar en términos de apoyo regulatorio que el que tenía hace unos años. Sin embargo, con los errores de BitLicense y la falta de confianza del Congreso de Estados Unidos hacia el stablecoin Libra de Facebook, todavía queda mucho por hacer para que los medios de comunicación y los funcionarios del gobierno dejen de propagar la idea de que “las criptomonedas son usadas para actividades ilícitas”. De acuerdo con Chainalysis los delincuentes solo representan el 1.1% del volumen de transacciones. En lugar de apuntar a las criptomonedas como un medio para los delincuentes, los gobiernos deberían reconocer que las criptomonedas están construyendo el futuro del dinero sin fronteras.

Gracias a Rahul Nambiampurath por su contribución a este blog y a Alejandra Gutiérrez por la traducción de inglés a español.


El estado de la regulación de cripto en Estados Unidos: Parte 2 was originally published in Bitso on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.