ASUS, ASRock y MSI habilitan la subida de frecuencias en las placas base B460/H470

Intel ha levantado la mano a la hora de permitir a sus socios fabricantes de placas base que añadan ciertas características de «overclocking» a sus modelos de la serie 400 para los Core de 10.ª generación. Son sobre todo las que tiene que ver con el tiempo en que los procesadores se pueden mantener en estados más altos de consumo, por lo que su potencia de diseño térmico (TDP) se modifica de manera acorde.