Cómo evitar que se esconda la barra de tareas

Cómo evitar que se esconda la barra de tareas

La barra de tareas, al igual que la papelera de reciclaje, son dos de los grandes inventos de la informática. La barra de tareas en Windows, no solo nos muestra cuales son las aplicaciones que se encuentran abiertas en nuestro equipo, sino que además, también nos permite anclar aplicaciones que siempre queremos tener a mano.

La barra de tareas, si sitúa en la parte inferior de la pantalla de forma predeterminada, pero podemos cambiar su posición a cualquier otro lado de la pantalla arrastrándola. Pero además, también podemos ocultarla, una función que nos permite aprovechar todo el tamaño de nuestro monitor.

Si el tamaño de nuestro monitor es pequeño, ya la aplicación que estamos utilizando oculta parte de la interfaz de usuario debajo de la barra de tareas, la única solución para poder acceder sin tener que modificar el tamaño de la ventana de la aplicación es ocultándola.

Al ocultar la barra de tareas, esta únicamente se muestra cuando situamos el ratón en la posición donde debería mostrarse la barra de tareas, un proceso que no parece tardar una eternidad cuando en realidad no lo es. Si quieres evitar que la barra de tareas se esconda y quieres que siempre se muestre visible, a continuación te mostramos los pasos a seguir:

Cómo evitar que se esconda la barra de tareas

  • En primer lugar, debemos situar el ratón sobre la barra de tares, pulsar el botón derecho del ratón y seleccionar Configuración de la barra de tareas.
  • A continuación, en la columna de la derecha, de las dos que se muestran, debemos desactivar la casilla Ocultar automáticamente la barra de tares en el modo escritorio.

Si queremos que la barra de tares, vuelva a ocultarse cuando no estamos haciendo de ella, tan solo tenemos que activar el mismo interruptor. Nada más activarlo, veremos como la barra de tareas desaparece de nuestra vista.