Batería sin cobalto creada por SVOLT podría llegar a 880 km de autonomía

El fabricante de baterías chino SVOLT, filial de la empresa automotriz Great Wall, está siendo noticia estos días dentro del sector debido a su batería de litio sin cobalto de la cual ofrecieron nuevos detalles técnicos y la cual se espera sea implementada en los coches eléctricos el año que viene.

En las declaraciones ofrecidas por SVOLT, la empresa señaló que un pack de batería estándar tendría la capacidad para proporcionar a un coche eléctrico una autonomía de hasta 880 kilómetros en cada carga.

Añadido a esto, la batería de litio sin cobalto de SVOLT contaría con la capacidad de recorrer 1,2 millones de kilómetros y tener una duración de 15 años, tiempo en el cual los materiales habrán alcanzado su vida útil.

Ya en el verano del año pasado SVOLT había presentado su nueva batería de iones de litio que descartaba de sus celdas el cobalto, siendo este un material escaso, de alto valor en su obtención y cuyo uso en las baterías incide en gran parte en su coste de fabricación. Para ese entonces SVOLT no había profundizado en detalles técnicos acerca de la nueva química que presentaría esta batería, limitándose solamente a ofrecer un vistazo sobre la repercusión positiva que tendría la misma en el sector de los coches eléctricos al garantizar una reducción de entre un 5 y un 15% en el coste de fabricación.

En esta ocasión, y de forma más detallada, Yan Hongxin, presidente de SVOLT ha expresado que a través de estas nuevas celdas de batería de iones de litio sin cobalto, se podrá lograr que las mismas alcances un tiempo de vida útil de 15 años, así como ofrecer al coche eléctrico la capacidad de recorrer 1,2 millones de kilómetros.

Es así como estas baterías han sido fabricadas con una disposición especial de las celdas de un solo cristal revestidas, características que favorecen la seguridad estructural.

De 115 y 226 Ah serán las capacidades nominales en las que se encontrarán disponibles estas celdas de las cuales, la versión de 115 Ah, será lanzada en julio de 2021, disponiendo de una densidad energética de 245 Wh/kg, con capacidad para proveer al coche eléctrico de una autonomía de 600 kilómetros.

Por otro lado, las celdas de 226 Ah, que serán lanzadas durante la segunda mitad de 2021, dispondrán de una densidad energética de 240 Wh/kg, las cuales, al ser instaladas en un coche eléctrico de alta gama de Great Wall Motors tendrán la capacidad de proporcionar a este una autonomía de hasta 880 kilómetros

Junto a esta batería de iones de litio sin cobalto SVOLT presento el año pasado una batería NCMA (níquel-cobalto-manganeso-aluminio) cuyas especificaciones dejaban en evidencia su superioridad respecto a la batería NCM-811 en aspectos como la densidad energética, la vida útil y la seguridad en situaciones donde aumenta la temperatura.

La batería NCMA está formada por un 80% de níquel, un 10% de cobalto y el resto en manganeso, siendo actualmente las que poseen el menor índice de cobalto en su composición.