Comerciar Bitcoin vs. futuros de BTC: ¿cuál es mejor para ti?

Un número cada vez mayor de exchanges de criptomonedas ofrece comercio de futuros para Bitcoin y altcoins, ¿pueden los inversores minoristas capitalizar este poderoso instrumento?

Hay un creciente número de exchange que ofrecen trading de contratos de futuros. Hasta ahora hay Binance, FTX, Bitfinex, Bybit y Kraken, por nombrar solo algunos. Los volúmenes también están aumentando en todos los ámbitos y parece que los traders minoristas están cada vez más interesados en experimentar con estos instrumentos complejos.

Como informó recientemente Cointelegraph, el uso de operaciones con futuros ofrece múltiples beneficios. Los traders que los utilizan pueden protegerse y mantener la tranquilidad durante los períodos de alta volatilidad. Los contratos de futuros se pueden utilizar para reducir el riesgo y aprovechar las apuestas cuando se implementan las estrategias apropiadas.

Los traders profesionales con frecuencia utilizan contratos de futuros para un mejor posicionamiento en ambos lados del mercado. En este artículo presentaremos la mecánica básica detrás del instrumento, sus costos ocultos y algunas de las estrategias comerciales que los traders profesionales utilizan regularmente para capitalizar sus beneficios.

¿Qué es un contrato de futuros?

En pocas palabras, un contrato de futuros es un acuerdo para comprar o vender un activo en una fecha posterior por un precio predeterminado. Se conoce como un instrumento derivado porque su valor depende de un activo subyacente. Los contratos de futuros se asociaron inicialmente con commodities como el oro, el petróleo y las semillas. Esos instrumentos permitieron a los productores (agricultores y mineros) gestionar mejor su riesgo financiero al crear la posibilidad de fijar los precios por adelantado.

Por otro lado, una compañía aérea puede cubrir su costo de combustible, lo cual es beneficioso para ambas partes. El comprador, también conocido como ‘long’ (largo), espera un aumento de precio en el activo subyacente. El vendedor de contratos de futuros, o ‘short’ (corto), está apostando a una retracción de los precios para obtener ganancias.

Otro atractivo del contrato de futuros es que le permite a uno disminuir su participación sin tener monedas estables o depósitos fiduciarios en las bolsas. Un comprador podría aumentar su posición durante los feriados bancarios o un período de restricción de efectivo.

Los mineros de criptomonedas también se benefician de la utilización del instrumento al cubrir los ingresos futuros y reducir las incertidumbres del flujo de efectivo. Existen innumerables casos para que los profesionales negocien contratos de futuros, e incluso los traders minoristas pueden beneficiarse de su uso.

Futuros en comparación con el comercio spot y de margen

Todo comercio de futuros necesita un comprador y un vendedor del mismo tamaño y madurez. Simplemente no hay forma de que haya una posición corta (o larga) más sustancial. Tal equilibrio constante es una gran diferencia con el comercio de margen, donde los traders necesitan pedir prestado el activo para usar el apalancamiento.

Spot (al contado) significa que la liquidación ocurre al mismo tiempo que la operación, ya que el comprador obtiene criptomonedas, mientras que el vendedor recibe dinero fiduciario o stablecoins (u otro activo) tan pronto como se realiza la operación. En los mercados de futuros, ambas partes depositarán cierto margen, por lo que inicialmente nadie recibe nada de este.

Es importante tener en cuenta que el comercio de futuros no ocurre en la misma cartera de pedidos que el comercio spot. Su precio puede, y generalmente variará, de las bolsas spot. Incluso si se negocia en Binance Futures, el precio de los futuros fluctuará con respecto a los precios spot en el mercado regular del exchange.

Razones para la fluctuación entre precios spot y futuros

Como se mencionó anteriormente, cuando se vende a través del mercado spot, el pedido se liquida de inmediato. Al optar por vender futuros contratos, el vendedor pospone este acuerdo y, a veces, exigirá más (o menos) dinero según las condiciones del mercado. Pero hay una trampa. Para evitar la manipulación del mercado, el cálculo del margen no tiene en cuenta el precio de negociación de un contrato. Los exchanges de derivados generalmente crean índices, también conocidos como «precio justo», que se calculan por el precio promedio de los exchanges al contado.

Al hacer esto, los exchanges que ofrecen contratos de futuros reducen los incentivos para cualquiera que intente manipular su precio. El precio justo subyacente del activo se usará para determinar si una posición está usando demasiado margen y, por lo tanto, debe cerrarse forzadamente.

Comprendiendo la mecánica básica de un contrato de futuros

Es posible vender (en corto) un contrato de futuros y recomprar la misma cantidad más adelante, lo que genera una exposición neta. El truco aquí es el margen depositado por ambas partes para que ocurra el comercio. Cuando el mercado sube, el margen se mueve del vendedor (corto) al comprador (largo). Eso es automático y ocurre cada segundo, ya que se calcula en función del «precio justo».

Consideremos un escenario en el que uno deposita 100 USDT en Binance Futures. Este inversor podría estar dispuesto a comprar futuros (largos) de 1.000 USDT de Bitcoin (BTC) utilizando un apalancamiento de 10x. Tal comprador no puede retirar futuros contratos, ni transferirlos a un exchange regular de Binance. Esto se debe a que un contrato de futuros de Bitcoin no es lo mismo que un Bitcoin real.

Como ejemplo, un pedido de 0.114 BTC, con un valor de USD 1.000, solo le costaría a este inversor USD 49.87. Este «costo» se refiere al margen inicial requerido para mantener dicha posición. Será necesaria una garantía más grande si el precio subyacente de Bitcoin (precio justo) comienza a bajar.

Ambas partes del comercio deben depositar margen, aunque será diferente para cada condición de mercado pendiente. Hay un costo implícito para llevar esos contratos perpetuos. La mayoría de los contratos de futuros de criptomonedas negociados nunca caducan, por lo que, en teoría, un inversor podría nunca necesitar cerrar la posición.

La ventaja que tienen los futuros sobre el comercio spot

Incluso si el comprador tiene USD 1.000 para gastar, uno podría usar su propio dinero para otros comercios a corto plazo. Por ejemplo, USD 200 podrían asignarse como margen para la posición 0.114 Bitcoin, mientras que los USD 800 restantes compran posiciones apalancadas en altcoins. Algunos traders no se sienten cómodos al depositar grandes sumas en los exchanges. Las operaciones de apalancamiento pueden reducir la exposición al mercado, dándole a uno la capacidad de vender su posición en el mercado spot en tramos más pequeños después.

Los jugadores arriesgados también pueden beneficiarse haciendo pequeños depósitos cada día o semana. Esta estrategia pone un límite estricto a sus pérdidas al tiempo que proporciona una ventaja decente para cantidades tan bajas como USD 50.

Referencia: es.cointelegraph.com

Descargo de responsabilidad: InfoCoin no está afiliado con ninguna de las empresas mencionadas en este artículo y no es responsable de sus productos y/o servicios. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.