Verano con Internet: Opciones y tarifas para segunda residencia

Internet en segunda residencia

Con el verano llega la posibilidad de irnos a segundas residencias: apartamentos en la playa, una casa rural que desconectar, la casa del pueblo… Y el mismo dilema: cómo tener Internet. Si vas a pasar solo un par de días podrá ser suficiente con tu teléfono móvil pero no si son más. En esos casos, son varias las opciones para tener Internet en segunda residencia, para tener las mejores tarifas de Internet para verano si vas a estar un par de meses fuera de casa y quieres poder seguir conectado.

Hay varias opciones diferentes si quieres tener Internet en segunda residencia y no todas pasan por contratar una línea nueva en tu apartamento o tu casa durante julio, agosto y parte de septiembre. Son varias las alternativas disponibles que dependerán de los días que vayas a pasar fuera, de qué necesitas.

Tethering

Hacer tethering es posiblemente la opción más sencilla para tener Internet en verano sin preocuparte de nada más. El teléfono móvil te permite hacer que funcione como un router y que puedas conectar a él los distintos dispositivos y dotarlos de Internet a través del WiFI durante el tiempo que quieras. Puede servir, por ejemplo, para ver series en la Smart TV o en la tablet o para trabajar con WiFi desde el ordenador.

¿Cuándo es recomendable?

Si te vas una semana, diez días. Si vas a irte un mes o dos meses probablemente no aguantarán tus datos aunque dependerá de la tarifa que tengas. En este caso, es una opción totalmente recomendable si tienes tarifas ilimitadas o si puedes apostar a bonos extra de datos. Son muchas las compañías que ya ofertan tarifas ilimitadas (Vodafone, Orange, Yoigo, Movistar) y puede que sea buen momento si te estás planteando cambiarte, así podrías aprovecharla en verano. Otra opción, como decimos, es esperar que los operadores regalen gigas en verano, algo que es habitual en algunas compañías y que podría solucionarlos

¿Cuándo no es recomendable?

Si vas a estar muchos días en ese apartamento o en esa casa (un mes, dos meses, tres…) o si vas a estar poco tiempo pero no puedes vivir sin ver series online cada día, sin jugar, sin escuchar música, sin ver YouTube.

Principales problemas

La velocidad, la cobertura. Dependerás de la cobertura 4G que haya en ese punto exacto y la velocidad no siempre va a ser la misma a la que estás acostumbrado con tu router de fibra óptica en casa, por ejemplo.

Ventajas

No tienes permanencia, no tienes instalación, no tienes dependencia. Tienes libertad total para decidir si lo usas o no y no necesita antelación para pensarlo. Además, es gratis.

¿Cuánto vale?

Hacer tethering es totalmente gratuito y sólo tendrás que pagar lo que cueste el bono de datos que vas a gastar o la tarifa ilimitada. O nada si con los gigas de tu teléfono móvil y crees que es suficiente, adelante. No tendrás que pagar nada más, ningún extra por usarlo en diferentes dispositivos. También puedes apostar por bonos de extra de datos que dependerán de tu operador y tu tarifa contratada. Algunos de ellos son:

  • O2 te ofrece 30 GB por 10 euros al mes
  • Vodafone permite 1 GB, 2 GB o 4 GB por 10, 15 y 25 euros al mes
  • MásMóvil ofrece 500 MB, 1 GB o 3 GB por 3, 5 o 6 euros respectivamente
  • Orange nos permitirá ampliar datos a nuestra tarifa con bonos de 1,5 GB y 6 GB
  • Movistar tiene extra de datos por 5 GB, 10 Gb, 20 GB o 40 GB con precios de 6, 12, 20 o 30 euros al mes

4G en casa

Otra de las opciones más recomendables para tener Internet en verano o Internet en segunda residencia es apostar por el clásico módem portátil o Internet portátil, el que llevas toda la vida denominando “el pincho”. Las versiones clásicas consistían en un USB que conectabas al ordenador y te permitía tener acceso a Internet durante un tiempo o hasta consumir unos megas. A día de hoy,  hay otras opciones como el 4G en casa que te permite tener un router sin instalación al que conectarte como si fuese tu router habitual de fibra y podrás acceder desde todos los dispositivos que quieras.

¿Cuándo es recomendable?

Cuando no sabes la fecha exacta en la que vas a irte o volver, por ejemplo, puede ser una buena opción. O si vas a pasar las vacaciones en varias residencias diferentes: una semana en la playa, una semana en el pueblo de tus abuelos… Basta llevarte contigo el Internet portátil y seguirás teniendo acceso.

¿Cuándo no es recomendable?

Los datos o gigas que tienen las tarifas de 4G en casa no son siempre ilimitados por lo que si hay muchos dispositivos conectados, agotaréis los datos demasiado rápido. Es decir, puede que los 100 GB o 50 GB de algunas compañías resulten insuficientes o que sea demasiado lento si sois diez personas en casa consumiendo películas, series, juegos o descargas durante un mes. Si vais a ser muchas personas en un mismo lugar durante mucho tiempo, mejor dejar de lado esta opción.

Principales problemas

El principal problema del Internet 4G en casa es que tiene permanencia de doce meses en la mayoría de los casos pero no en todos. Si sueles ir los fines de semana a una segunda residencia o sueles viajar, merece la pena. Basta con que lleves contigo el pequeño router que la compañía te ofrece y tendrás Internet en otras casas, en hoteles, etc. Si solo vas a ir dos meses al año, ten en cuenta que pagarás el resto. Otro de los problemas es que la velocidad no es comparable con la de la fibra óptica en casa y también, como en el caso anterior, dependerás de la cobertura.

Ventajas

Podrás llevarlo a todas partes y no tendrás que preocuparte de los datos en muchos casos si haces un uso normal ya que muchos operadores te ofrecen datos ilimitados para que puedas usarlo sin problema, etc.

¿Cuánto vale?

Dependerá de la opción que elijas y el operador. La mayoría de ellos (o todos) incluyen el router para que no tengas que comprarlo por separado. Algunos son:

  • 4G en casa de Amena sin permanencia y con router incluido por 29,95 euros al mes con 60 GB en tu tarifa y 40 GB extra por 9,95 euros. Es una de las mejores opciones.
  • Orange 4G en casa con permanencia de doce meses con 60 GB y un bono de 50 GB de regalo por 39,95 euros al mes y con velocidades de entre 20 y 50 Mbps.

orange 4g en casa

Módem 4G

Como el anterior, otra de las mejores opciones para Internet en verano o segundas residencias es apostar por tu propio módem 4G y añadir la tarjeta que quieras. Es decir, tú compras el dispositivo que quieras que sea compatible con una tarjeta SIM. Una vez que lo tengas, eliges operador y tarifa e introduces la SIM.

¿Cuándo es recomendable?

Si vas a hacer un uso normal de Internet (emails, redes sociales, aplicaciones… pero sin streaming) y no quieres dependencia o si vas a estar en varios sitios diferentes. En las mismas ocasiones que el apartado anterior pero sin preocuparte de la permanencia del dispositivo.

¿Cuándo no es recomendable?

Si vas a ir a zonas remotas o si necesitas mucha velocidad para conectarte a Internet. No dejará de ser 4G y eso implica que la cobertura sea limitada y también lo sea la velocidad a la que navegues.

Principales problemas

Necesitas contratar una nueva tarifa de datos (o duplicar tu SIM si tienes datos suficientes) y deberás comprar el propio router 4G que puede rondar los 50 euros. También dependerás de la cobertura, los datos que gastes, las personas que vayan a usarlo a la vez, etc.

Ventajas

Si eliges una tarjeta prepago podrás decidir cuándo lo necesitas, cuándo no. El router podrás guardarlo para el verano siguiente o para cualquier escapada o vacaciones que vayas a necesitarlo. Es una opción muy personalizable y versátil y no necesita instalación, por lo que te ahorrarás problemas.

¿Cuánto vale?

Tendrás que sumar el precio del router 4G y el de la tarifa. El router podrás usarlo siempre que quieras y en próximos veranos y viajes y encontrarás modelos que rodan los 50 euros aunque su precio variará dependiendo de la calidad que quieras, la cobertura, la velocidad, la compatibilidad.

En cuanto a las tarifas, puedes elegir la opción prepago de algunas operadoras y OMV en España o bien contratar sin permanencia para darlo de baja cuando ya no te haga falta, en septiembre o en octubre. En cualquier caso, busca siempre el máximo de gigas.

  • DIGI Mobil te perite tener 30 GB acumulables y llamadas ilimitadas (las llamadas no las usarías) por 20 euros al mes con opción de contrato o de prepago. Además, si no los gastas puedes acumularlos para el mes siguiente si te hiciesen falta.
  • Lebara te permitirá tener 40 GB por 30 euros cada 28 días y con Internet acumulable. Además, la tarifa tiene 40 GB de regalo así que tendrás un total de 80 GB disponibles en el primer mes de Internet en verano o en segunda residencia, También te ofrece 1.000 minutos a España y a 63 países en caso de que te hiciese falta.
  • Fi Network es otra de las mejores OMV en España y te ofrece 30 GB para navegar por 19,90 euros al mes y con la posibilidad de acumular los que no vayas a usar. O tienes permanencia y podrás dejar de usarlo cuando quieras. Si lo necesitases, la tarifa también te incluye llamadas ilimitadas con cualquier operador
  • Amena es una de las más completas: 60 GB acumulables por 24,95 euros al mes y sin permanencia.

Mejores tarifas 4G para casa

Fibra sin permanencia

La última de las opciones es una de las mejores si vas a pasar mucho tiempo fuera, si sois muchos o si vais a hacer un gran uso de Internet: fibra óptica sin permanencia. Requiere instalación pero podrás navegar tanto como quieras sin preocuparte del consumo o la cobertura. Es la mejor opción para teletrabajar o para ver películas o series en streaming y es la mejor opción si vas a pasar dos o tres meses en el mismo lugar. Hay opciones de fibra óptica sin permanencia y bastará solicitar la baja al final del verano para no tener que pagar más meses de la cuenta una vez que te vayas.

¿Cuándo es recomendable?

Como decimos, si vas a teletrabajar o vais a hacer un uso intensivo de Internet desde diferentes dispositivos: televisión, tablets, móviles, ordenador. Si vas a pasar todo el verano en el mismo domicilio y tienes la opción de hacer instalación de fibra.

¿Cuándo no es recomendable?

No merece la pena hacerlo para solo un mes o si sois pocas personas porque quizá te baste alguna de las opciones anteriores, más asequibles y menos complicadas y también te permitirán tener Internet en segunda residencia sin permanencia ni complicaciones.

Principales problemas

La instalación puede ser el principal problema pero también debes tener en cuenta que quizá la cobertura de fibra óptica no está disponible si vas a un pueblo remoto. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que planifiques tu estancia y contrates con antelación porque no tendrá sentido que el técnico vaya cuando ya llevas quince días.

Ventajas

La velocidad es la mejor ventaja pero también que se trata de una opción para tener un consumo ilimitado desde los dispositivos que quieras y sin preocuparte de si se te va a gastar o no. Será lo más parecido a estar en casa y no tendrás permanencia.

¿Cuánto vale?

El precio dependerá de la fibra óptica que contrates y hay muchas opciones, desde operadoras clásicas sin permanencia cuyo precio ronda los 40 euros hasta otras opciones que pueden ser más recomendables en estos casos, como las OMV.

  • Fi Network te ofrece fibra óptica de 600 Mb por 29,90 euros al mes sin coste de línea fija, sin permanencia y con 45 euros de instalación. También con opción de 300 Mb por 24,90 euros al mes y con las mismas condiciones que la anterior.
  • Lowi también te permite contratar fibra óptica sin permanencia: 100 Mb de velocidad por 29,95 euros al mes con envío router gratis aunque con instalación por 70 euros.
  • O2 es una de las más populares y recomendables aunque te incluye una línea móvil en tu tarifa que puedes que no necesites: Puedes tener 300 MB y 5 GB de llamadas e el móvil por 38 euros o bien 600 MB y 25 GB de llamadas en el teléfono móvil por sólo 50 euros. Sin permanencia y con instalación gratuita y router incluido en el precio.
  • Vodafone Yu es la fibra ‘para jóvenes’ de Vodafone, la Fibra Yuser tiene fibra con 300 MB para navegar que incluye fijo con llamadas ilimitadas y a móviles, sin permanencia y por 32 euros al mes.
  • Pepephone también nos permite contratar solo fibra sin permanencia y sin costes de instalación: 34,60 euros por 300 Mb sin teléfono fijo, sin permanencia ni costes de alta ni de instalación y con router incluido que tendrías que devolver al hacer la baja. Además, si tienes un problema con la fibra te ofrece 5 GB diarios en tu móvil.
  • Virgin, una de las últimas en llegar, es también una de las mejores. Puedes tener sólo fibra con 300 MB con teléfono fijo por 39 euros al mes, sin permanencia y con instalación gratuita. O bien 600 Mb y fijo (llamadas ilimitadas) por 45 euros al mes con las mismas condiciones que en el caso anterior: sin permanencia e instalación gratis.

The post Verano con Internet: Opciones y tarifas para segunda residencia appeared first on ADSLZone.