China logra independizarse del GPS de Estados Unidos

beidou satelite china

China, como le pasa a la gran mayoría del mundo, utiliza la red de satélites Navstar de Estados Unidos para obtener ubicación GPS. En las últimas dos décadas han ido surgiendo alternativas que potencia cada zona, como GLONASS en Rusia, Galileo en Europa, o Beidou en China. Ahora, China ha conseguido por fin ser independiente de Estados Unidos.

Este mes, China lanzará el 35ª y último satélite de la red Beidou, su red de satélites que empezó a desarrollarse en los años 90 como alternativa para reducir su dependencia de GPS, controlado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Los primeros satélites fueron lanzados en el año 2000, pero en aquel entonces la cobertura estaba limitada a China. Luego, en 2003, China, consciente de lo costoso del programa, intentó llegar a un acuerdo con la Unión Europea para unirse al proyecto de Galileo. Sin embargo, finalmente se retractaron y decidieron priorizar su red propia.

Beidou estará completa este mes

La segunda generación de satélites empezó a estar operativa en 2012, cubriendo gran parte de la región de Asia y el Pacífico. Posteriormente empezaron a desarrollar la tercera generación de satélites, donde querían ofrecer cobertura en todo el mundo en 2015.

Finalmente, será este mes cuando completen su red con 35 satélites, que son más de los que tienen las demás redes de GLONASS, GPS y Galileo. El coste total del proyecto se estima en unos 10.000 millones de dólares, y con ello permiten al ejército chino ubicarse con seguridad de que nadie les está espiando ni tampoco de que el enemigo le pueda alterar la señal GPS. La precisión también aumenta en la zona de Asia y el Pacífico, pasando de los 30 centímetros que ofrece GPS a sólo 10 centímetros.

A su favor, China cuenta con una red más moderna que ha sido diseñada décadas después del GPS original, por lo que han podido implementar diversas mejoras como mayor ancho de banda y mayor precisión. Y todo usando menos satélites en órbita, lo que reduce el coste de mantenimiento.

China quiere acabar con la hegemonía de Estados Unidos

Además, China ha usado esta red de satélites a su favor en el acuerdo de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (o Nueva ruta de la Seda) con más de 120 países, donde ofrece servicios de monitoreo en puertos y control de zonas catastróficas. Esta es una de las estrategias con las que China quiere convertirse en el nuevo líder mundial en detrimento del gran poder que tiene actualmente Estados Unidos.

Así, países como Tailandia y Pakistán fueron los primeros en empezar a usar los servicios de Beidou en 2013, y desde entonces se han sumado más. El valor de esta industria se estima en unos 57.000 millones de dólares. El 70% de los móviles de China son compatibles con esta red de satélites.

The post China logra independizarse del GPS de Estados Unidos appeared first on ADSLZone.