Microsoft estaría en conversaciones para adquirir la totalidad de TikTok, según informe

TikTok

Hace hasta poco era impensable que el meteórico ascenso de una red social se convertiría a su vez en un problema para la misma. Y es lo que le está ocurriendo en estos momentos a TikTok, la famosa red social de vídeos de corta duración, utilizada sobre todo por el segmento de usuarios más jóvenes, estando en el punto de mira de algunos gobernantes, que la ven como una amenaza para la seguridad nacional, al tener la compañía matriz, ByteDance, su sede oficial en China, recibiendo acusaciones de trabajar para el Gobierno Chino.

Ante la amenaza del gobierno de Donald Trump de bloquear TikTok en los Estados Unidos si no se vende las operaciones estadounidenses de la misma a una compañía de aquel país, teniendo como plazo máximo hasta el próximo 15 de septiembre, muchos creadores y usuarios están buscando reemplazos por si TikTok llega finalmente a ser bloqueada, haciendo que algunos rivales estén subiendo en número de descargas.

Si bien, Instagram y Snapchat están lanzando funciones similares a la de TikTok, al objeto de cubrir el posible espacio que deje TikTok en caso de bloqueo, otras aplicaciones están viendo un notable aumento de los usuarios, como es el caso de Byte, que ha contabilizado 1,2 millones de descargas durante el pasado mes de julio, seguida de Triller y Zynn, según datos de App Annie, aunque Clash, lanzada la pasada semana, también está recibiendo atención, teniendo actualmente más de 200.000 usuarios registrados, según señala The Verge.

Pero la situación de TikTok va a más, y es que Financial Times habla ahora, en base a sus fuentes, de que Microsoft está en conversaciones para adquirir todos los negocios globales de TikTok, no sólo las operaciones de la compañía en los Estados Unidos.

Si se materializara el acuerdo, ByteDance se quedaría únicamente con Douyin, su equivalente para el mercado de China. Este acuerdo permitiría que TikTok pudiese seguir funcionando a nivel global sin necesidad de hacer separaciones en función del mercado, siendo la opción preferente del presidente de los Estados Unidos, evitando así cualquier conexión de la plataforma con China.

Además, el acuerdo permitiría dar un plazo a ByteDance para separarse de TikTok durante un año y someterla a una auditoria de seguridad de datos. De momento, ninguna de las compañías implicadas han realizado comentario alguno.

Sin duda, se trata de un importante desafío del cual no hay garantías de que vaya a ser materializada, y menos en el plazo de un año, como esperan, donde una de las fuentes de FT habla de que la separación de TikTok de ByteDance podría llevar hasta ocho años en materializarse.

A estas alturas tan sólo cabe seguir estando pendientes a ver cómo evoluciona la situación para el futuro de una red social que se ve prometedora en términos de ingresos publicitarios, y que está acabando con la hegemonía mundial de las propiedades de Facebook Inc en todo el mundo.