Ary and the Secret of Seasons es el típico juego con el que desearías que el estudio gane millones para seguir mejorándolo

Ary and the Secret of Seasons es el típico juego con el que desearías que el estudio gane millones para seguir mejorándolo

Ary and the Secret of Seasons llega el 1 de septiembre a PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch, pero ojalá lo hiciese mucho después. La aventura indie es uno de esos juegos prometedores que, lamentablemente, no goza del presupuesto suficiente para destacar entre la vorágine de lanzamientos.

Y es una pena porque el mimo, cariño y originalidad que hay detrás de él bien lo merecen. Pocas veces me ha sorprendido ver un tratamiento de las animaciones tan destacable en un juego independiente. Un nivel de excelencia que también se traslada a sus ideas a los mandos.

Sus mazmorras, la gran baza de Ary and the Secret of Seasons

La premisa es la de una aventura descafeinada en la que la protagonista, Ary, se dispone a romper las reglas para intentar salvar a su familia y, de paso, también al mundo. Una historia sin grandes alardes que sirve para lo básico, tenernos de aquí para allá completando misiones y mazmorras.

Ary1

Justo ahí es donde destaca en lo jugable. Con un sistema de combate inspirado en The Legend of Zelda Breath of the Wild que no termina de cuajar y se torna aburrido muy rápido, donde sí brilla con una luz especial es en el uso de los poderes de Ary.

La muchacha irá recogiendo piedras místicas que le permitirán crear esferas de poder que cambian la estación en la que se encuentra. Así, donde antes había agua ahora puede haber hielo sobre el que correr, o de la misma forma una sequía que permita frenar la fuerza de un río.

Ary2

Habiendo jugado dos porciones del juego, unos primeros compases centrados en la historia y una mazmorra en la que Ary ya cuenta con varios poderes y debe luchar contra un jefe final, esa segunda sección es sin duda alguna la que más se ha ganado mi atención al combinar las citadas esferas para poder avanzar.

Un nivel de mimo y detalle sensacional

La primera, como decía antes, también tiene sus sorpresas. El aspecto cartoon del juego es lo suficientemente desenfadado para que nadie pueda tenerle en cuenta su aspecto gráfico, pero sí me ha parecido muy destacable que las cinemáticas cuenten con un nutrido set de animaciones que pretenden hacer de ellas una película de animación.

No es algo que se acostumbre a ver en producciones así, que buscan apuntar a otros objetivos a la hora de sumar esfuerzos, pero es muy reseñable cómo consiguen hacer que la calidad de sus modelados y texturas acabe siendo mucho más resultona.

Ary3

Si deseo más tiempo y presupuesto para Ary and the Secret of Seasons es precisamente por eso, porque de tenerlo a su alcance el equipo que está detrás del juego acabaríamos obteniendo un título mucho más redondo e impresionante.

Toca ver de qué sirve el trabajo de estos meses previos al lanzamiento. Si consiguen mejorar un poco más el combate y dotarlo de personalidad, y si acaban de pulir algunos pequeños errores para darle un empaque más profesional, sin duda estaremos ante una de esas aventuras para toda la familia que será difícil no recomendar.


La noticia

Ary and the Secret of Seasons es el típico juego con el que desearías que el estudio gane millones para seguir mejorándolo

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
R. Márquez

.